Reservaahora tu viaje

Hay un solo tema de conversación recurrente en Islandia a día de hoy: el verano que está haciendo. No es una exageración, sino que es la constatación de que estamos viviendo el peor verano en Islandia de los últimos cien años. La prensa internacional ya sea ha hecho eco de esta eventualidad. Por ello, desde Reykjavík, os lo quiero explicar en primera persona. Cierto es que los islandeses son optimistas por naturaleza, pero lo que peor les sienta es un mal verano. Los inviernos son oscuros y moderadamente fríos, así que siempre se espera que el verano lo compense. Ciertamente, este verano la suerte no está del lado de los islandeses.

Verano en Islandia.

Azahara Bejarano. Julio 2018, Reykjavík (5 de la tarde).

Verano en Islandia: los meses con más luz solar

A pesar de tratarse de los meses con más luz solar, los rayos del sol no se han notado en abundancia. El pasado mes de junio las horas de cielos claros en Reykjavík sumaron en total 17. De hecho, la gente se acuerda y habla del día que hizo sol. Durante aquella jornada, que si mal no recuerdo era un miércoles, las terrazas del centro estaban llenas. En verano en Islandia, si hace buen tiempo, el centro de Reykjavík se llena de vecinos de la capital con ganas de vitamina D. Las cervezas se sirven a millares y los niños juegan en los parques. Pero estas escenas no se han vivido mucho este verano. Leía también en la prensa local que el 14 de julio se ha llegado a la temperatura máxima en Reykjavík de este año: 14,2ºC.

Noche de verano Islandia.

Noche de verano Islandia.

La temperatura del verano en Islandia

Los que leáis con asiduidad este blog ya sabréis que el verano en Islandia no es especialmente cálido. La media habitual en verano es de 12 grados, subiendo en los días de bonanza hasta los 16 o 18 y, excepcionalmente, pasando de los 20. Por contra, en los días nublados las temperaturas rondan los 8 grados. Y esto es lo que se ha vivido aquí desde el inicio del verano. La gran mayoría de jornadas se han vivido con temperaturas de 7 a 10 grados, por sorpresa de los visitantes. No es que los turistas esperen que Islandia sea como Benidorm, pero lo cierto es que hay caras de sorpresa.

Verano en Islandia

Verano en Islandia: julio 2018, Reykjavík (3 de la tarde).

Las condiciones climáticas

Además, la temperatura no es el único factor que viene caracterizando este verano. La  la lluvia y los vientos son habituales. Es raro el día en el que no haya llovido, poco a mucho. En ciertas zonas de la isla, ha habido importantes tormentas de viento. Los vientos huracanados no son lo habitual en verano, pero pueden darse igual que en invierno, así que hay que se precavidos. Sobre todo, si alquiláis un coche o una caravana no olvidéis consultar la página road.is para conocer la información de carreteras. Estas condiciones determinan también nuestra ropa, que debe incluir capas y debe incluir impermeables. Como sabéis, camiseta de manga corta, jersey y chaqueta de invierno suave (para temperaturas de 5 a 10 grados) impermeable son siempre una buena selección.

Según explican en la prensa internacional, como en The Guardian, el mal tiempo en Islandia tiene relación con el caluroso verano en las Islas Británicas. Al parecer, cuando el anticiclón se instala sobre las Islas Británicas, suele hacer mal tiempo en Islandia. La bolsa de aire cálido inamovible cerca del continente hace casi imposible el buen tiempo en el Atlántico Norte. De momento, a mediados de julio ya, la cosa no parece que vaya a mejorar. Las visitas a la página web de la Oficina Meteorológica de Islandia son bastante deprimentes, con nubes y lluvia cubriendo el mapa.

Verano en Islandia.

julio 2018, Reykjavík.

En busca del sol

No obstante siempre hay la esperanza de que el final del verano sea espléndido y nos regale la luz que vamos a echar de menos dentro de poco. Los veranos en Islandia se terminan a mediados de agosto. Es deicr, cuando empieza el otoño. Aunque este año parece que no nos vamos a dar ni cuenta. Nos queda un mes para ver si la cosa mejora, sino los aviones que vuelan a Alicante o las Islas Canarias irán repletos en setiembre. El sol es el gran deseado de este verano en Islandia, si bien de momento se está haciendo de rogar. Es curioso que sol, en islandés, también se diga sól, con acento, eso sí. ¡Misma palabra pero distinta intensidad!

Verano en Islandia.

Verano en Islandia.