Reservaahora tu viaje

Uno de los parajes más populares de Islandia es el Parque Nacional de Thingvellir. Un lugar que habitualmente se incluye en la ruta del Círculo Dorado. Se encuentra a unos 45 minutos de Reykjavík y tiene especial interés por sus características geológicas y por el hecho de ser el lugar más importante y simbólico de la historia de la nación islandesa. Respecto a la geología de Thingvellir, cabe destacar que es un sitio único para observar la influencia del movimiento de las placas tectónicas Norteamericana y Eurasiática sobre la superficie de la Tierra. Pero en este artículo voy a explicaros un poco de historia islandesa, concretamente sobre el primer parlamento de Islandia.

Parque Nacional de Thingvellir, Islandia, Juego de Tronos.

Parque Nacional de Thingvellir, Islandia.

La historia del primer Parlamento de Islandia

Thing en islandés significa asamblea, mientras que vellir significa campo o planicie. Así, podemos traducir el nombre del lugar como los Campos de la Asamblea. Esto hace referencia al primer Parlamento de Islandia que se estableció en el año 930, seis décadas después de la llegada de los primeros poblados. En Thingvellir se reunían los representantes de los hombres libres, llamados goðar. Los goðar tenían la misión de establecer las leyes de la isla. La asamblea era una institución legislativa y los goðar también tenían poderes judiciales, aunque por aquel entonces no había un gobierno nacional permanente. 

Thingvellir, el primer parlamento de Islandia

Thingvellir, Islandia.

Los campos de la asamblea

En la primera asamblea el número de representantes fue de 36, cada uno con dos asistentes. Hay que tener en cuenta que no se construyó jamás un edificio para este primer Parlamento de Islandia. Las asambleas se celebraban una vez a la año y no se consideró necesario. Los asistentes levantaban campamentos con tiendas de campaña en las que se instalaban los hombres que participaban en estas reuniones. El lugar que podemos visitar hoy en día es la llamada Roca de la Ley. Esta, se encuentra en la principal falla tectónica de Norteamérica y la distinguiréis porque hay una bandera islandesa. Desde allí el portavoz legislativo recitaba la ley del país para que todos los asistentes estuvieran al corriente de los nuevos cambios introducidos. 

La roca de la ley. Historia de Islandia.

La roca de la ley. Historia de Islandia. Fotografía: wikimedia.

¿El primer Parlamento democrático de la historia?

Muchos historiadores se han referido en los últimos dos siglos a esta asamblea nacional como el primer parlamento democrático de la historia. Aún hoy en día esto se puede leer en muchas páginas web y libros. Si bien es cierto que los historiadores islandeses más modernos lo prefieren describir como un parlamento proto-democrático. Hay que tener en cuenta que, por ejemplo, las mujeres no tenían ningún tipo de rol en esta sociedad. Había esclavos a los que nadie representaba y no había ningún tipo de elecciones. 

Antiguo parlamento, Thingvellir. Fotografía: wikimedia.

Antiguo parlamento, Thingvellir. Fotografía: wikimedia.

Pero aún así era una organización política y social realmente revolucionaria once siglos atrás. Por ejemplo, los hombres libres, la mayoría de ellos granjeros, tenían el derecho de escoger uno u otro representante de entre los goðar. Estos eran los hombres más poderosos y los propietarios de las tierras. Normalmente, los hombres libres seguían a los líderes de su región. Sin embargo,si había alguna disputa podían cambiar de representante. Esto introduce el concepto de libertad de elección, hasta cierto punto. Además, la única forma de dictar la leyes era hablando, discutiendo e intentando encontrar consenso. Algo realmente revolucionario en tiempo de los vikingos

Un lugar emblemático en la historia de Islandia

Durante el proceso de independencia de Islandia respecto Dinamarca. El movimiento político y social que tuvo lugar a partir de la segunda mitad del siglo XIX. Thingvellir fue un lugar muy simbólico. Allí se celebró en el año 1874 el milenio de Islandia. Ese fue el momento en el que se presentó la canción que es el actual himno nacional del país. De hecho, es tan importante para los islandeses que la independencia del país no se declaró en Reykjavík, la capital de la nación, sino en Thingvellir.

Bandera de Islandia. Fotografía: Pixabay.

Bandera de Islandia. Fotografía: Pixabay.

Se pretendía homenajear a los hombres que mil años atrás habían impulsado la primera asamblea de un país.Por aquel entonces aún se estaba formando. La independencia se proclamó el 17 de junio de 1944. En ese año Islandia pasó a ser una república independiente. Cuentan las crónicas que casi la mitad de la población de Islandia se reunió en Thingvellir para celebrar un día histórico que marcaría el inicio de una nueva etapa para el país.