Reservaahora tu viaje

Nos encontramos en el inicio de la temporada de verano en Islandia, si bien es cierto que en primavera aún puede hacer frío y nevar. Los días cada vez son más y se ha acabado la bueno época para ver las auroras boreales. Empieza una estación que ofrece mucho a los visitantes y que enamora a los propios islandeses. No es lo mismo visitar Islandia en verano que en invierno, así que en este post os voy a dar los mejores consejos. Hay que aprovechar las condiciones propias del verano y tener en cuenta los riesgos existentes. 

BlackMirror en Islandia

Lago Kleifarvatn. Forografía: Einar Páll Svavarsson

Qué ropa poner el maleta para visitar Islandia en verano

El verano islandés puede ser parecido al invierno mediterráneo. La temperatura media es de 12 grados, si bien es cierto que a menudo se sitúa entre los 15 o 18. En estos días soleados, una camiseta de manga corta y una chaqueta finita será suficiente. Aún así, en cualquier momento podemos encontrarnos bajo una fina lluvia o fuertes vientos.

Cuando una desea visitar Islandia en verano no hay que olvidar un buen chubasquero. Os recomiendo poner en la maleta ropa propia de invierno, algún jersey de lana y pantalones térmicos. Si tenéis surte, no los vais a utilizar, pero no descartéis tener que hacer frente a condiciones propias del invierno. 

Alquilar un coche en Islandia

Maletas. Fotografía: Tookapic Pixabay

Conducir por Islandia en verano

Son muchos los viajeros que optan por alquilar un vehículo para visitar Islandia en verano. Es ciertamente una buena opción, aunque no la única. En verano disfrutaremos de buenas condiciones en carretera, en general. Además, si contáis con vehículos 4×4, podréis tener acceso a las carreteras que cruzan las tierras altas, cerradas el resto del año. El hecho de que los días sean largos es también una ventaja para los conductores. No se os hará de noche, así que podéis conducir desde primera hora de la mañana o hasta tarde.

Hay que tener en cuenta que no todas las carreteras están asfaltadas y que después del invierno algunas pueden estar en mal estado. Respeta los límites de velocidad (90km/h), no te olvides de la carretera admirando los paisajes y recuerda que no puedes conducir fuera de la vía. Algunos turistas conducen por zonas no permitidas y se van a casa con una multa realmente costosa.

islandia en verano

Alquilar un coche en Islandia

El sol de medianoche

Cierto es que en verano no podemos ver las auroras boreales, pero hay alternativas igualmente especiales. Por ejemplo, el sol de medianoche, un espectáculo natural que hay que vivir una vez en la vida. Se trata de una puesta de sol que no termina sino que anticipa el inicio de un nuevo día. El sol no acaba de desaparecer. Esto sucede alrededor del 21 de junio, durante el solsticio de verano. Desde mediados de mayo hasta mediados de agosto apenas hay noche oscura en Islandia. Esto es una ventaja pero también puede suponer un inconveniente para algunos visitantes. Si te cuesta dormir con luz, no olvides poner en tu maleta un tapaojos para hacer que tu estancia sea lo más cómoda posible. 

Noche de verano Islandia.

Noche de verano Islandia.

Frailecillos atlánticos, festivales de música y cerveza de verano

Visitar Islandia en verano permite al turista disfrutar de algunos atractivos que no existen en invierno. Si nos fijamos en la fauna, en verano podremos ver muchos pájaros distintos. Por ejemplo, los frailecillos atlánticos, conocidos en inglés como puffins. Estos pájaros se pueden avistar en algunos acantilados así como en excursiones en barco.

En verano también se celebran muchos festivales de música. El más conocido es el Secret Solstice, que este año cuenta con cabeza de cartel de primera línea: Guns ’n Roses. No obstante, cada pequeña población celebra su fiesta de verano anual. Así que estad atentos a la agenda de los días que estéis en la isla.

Un clásico de verano, es la cerveza. La mayoría de marcas hacen la llamada cerveza de verano, habitualmente una white ale suave y refrescante. En los días soleados, las terrazas del centro de Reykjavík se llenan de islandeses con ganas de disfrutar del verano al aire libre. Es un momento importante en la vida de los islandeses. Puesto que pueden olvidarse por un rato que viven en la tierra del hielo. Compartir estos días de verano con los locales es también uno de los placeres que solo se pueden disfrutar en verano. 

Frailecillo atlántico en Islandia, Borgarfjordur Eystri

Frailecillo atlántico en Islandia, Borgarfjordur Eystri