Reservaahora tu viaje

Hay muchas formas de visitar Islandia. Se puede ir a la aventura de montaña, dar la vuelta en coche, quedarse en una zona aislada o dormir todas la noches en Reikiavik. En esta artículo quiero explicaros cómo organizar un viaje basado en excursiones desde Reikiavik. Es una muy buena opción para aquellos que no quieran conducir cada día y estar cambiando de hotel cada noche. Además, Reikiavik esta cerca de zonas muy atractivas para descubrir, así que se trata de aprovechar las opciones. A continuación, os recomiendo cuatro excursiones desde Reykjavík para disfrutar de un viaje inolvidable. 

Círculo Dorado Clásico Esta popular ruta no te la puedes perder en tus vacaciones en Islandia. Visita el área Geotérmica de Geysir, la cascada de Gullfoss y el Parque Nacional de Thingvellir, declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO.

Círculo Dorado Clásico

Excursiones desde Reikiavik: El Círculo Dorado

El Círculo Dorado es una de las excursiones desde Reikiavik más clásicas y un región de belleza excepcional. Normalmente las excursiones -ya sean en autobús o vehículo privado- tienen una duración de seis a diez horas. El Círculo Dorado clásico incluye la visita a tres lugar de mucho interés. Primero, el Parque Nacional de Thingvellir, lugar donde se celebró el primer parlamento de Islandia en el año 930. Además, allí también se pueden observar las grandes fallas tectónicas de la zona intermedia entre Norteamérica y Eurasia.

Después se suele visitar Geysir. Allí se puede ver el géiser más activo de Islandia, que se llama Strokkur. Strokkur tiene actividad cada cuatro o cinco minutos, así que seguro que lo vais a ver. La tercera parada imprescindible es Gullfos, la cascada más visitada de Islandia muy cerquita del glaciar Langjökull. A esta ruta, se le puede añadir algunos extras, como el crater del volcán Kerid, el spa Fontana o la granja Fridheimar. 

Círculo Dorado Clásico Esta popular ruta no te la puedes perder en tus vacaciones en Islandia. Visita el área Geotérmica de Geysir, la cascada de Gullfoss y el Parque Nacional de Thingvellir, declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO.

Círculo Dorado Clásico

La costa sur de Islandia

Otra de las excursiones desde Reikiavik que se pueden realizar en un día es la de la costa sur de Islandia. Normalmente, esta ruta tiene una duración de entre diez y doce horas y nos descubre una zona de gran actividad volcánica. En el sur podréis visitar la imponente cascada Skogafoss y también la más pequeña Seljalandfoss. Además, en esta última se puede pasear por detrás del salto de agua. Por otro lado, en Skogafoss uno puede subir unas escaleras des sesenta metros para verla desde arriba. En la costa sur de Islandia también debéis visitar la famosa playa de arena negra Reynisfjara. Además, pasaréis por la zona de volcanes como el Eyjafjallajökull o el Katla, situados de bajo de grandes glaciares. También se pueden realizar actividades en los glaciares o visitar el pequeño pueblo de Vík.

Excursiones desde Reikiavik. Vík

Vík

La península de Snaefellsnes

Una de mis excursiones desde Reikiavik favoritas es la de la península de Snaefellsnes. Se trata de una ruta no tan conocida como el Círculo Dorado o la costa sur pero de una belleza extraordinaria. La península está formada por tres sistemas volcánicos y se pueden observar decenas de campos de lava y conos volcánicos. Además, en el extremo oeste se encuentra el volcán Snaefellsjökull. Quizás por el nombre no es suena, pero es el volcán en el Jules Verne emplazó la entrada al centro de la Tierra. La península tiene muchos otros atractivos, como el avistamiento de focas, ballenas, orcas y todo tipo de aves. Además, en el norte se pueden visitar pueblos pesqueros realmente bucólicos y la cinematográfica montaña Kirkjufell. 

Arco de Arnarstapi, Península de Snæfellsnes, Islandia.

Arco de Arnarstapi, Península de Snæfellsnes, Islandia.

El Blue Lagoon y la península Reykjanes

Mi última sugerencia de excursiones desde Reikiavik no podía ser otra que el Blue Lagoon o Laguna Azul. Actualmente, es un spa situado en medio de un campo de lava con agua con gran cantidad de sílica. Se trata de un lujo y una experiencia única. Cuenta con una moderna instalación y opciones para masajes y incluso una barra de bar en medio de la laguna. El precio es bastante elevado (la entrada mínima está en torno a los 60 euros- pero realmente vale la pena.

Si queréis ir no os olvidéis de reservar con tiempo. En temporada alta es casi imposible encontrar entradas con pocos días de antelación. El Blue Lagoon se encuentra en la península de Reykjanes, donde también se emplaza el aeropuerto internacional de Keflavík. Esta es una zona también interesante de visitar, que incluye montañas de reciente formación o nuevos campos de lava. Además, también se pueden apreciar grietas intercontinentales, conos volcánicos y mucha actividad geotérmica. Es una zona que muchos visitantes entienden como se paso pero que realmente tiene un gran interés para el turista. 

Excursiones desde Reikiavik. Blue Lagoon.

Blue Lagoon (Laguna Azul), Islandia.