Reservaahora tu viaje

Visitar un país que cuenta con otra moneda distinta a la nuestra supone que debemos informarnos debidamente para evitar gastos inútiles. En el caso de los viajeros que llegan a Islandia, es importante conocer bien la corona islandesa. La corona islandesa es la moneda libre más pequeña del mundo y es uno de los símbolos nacionales del país. Cuando Islandia obtuvo una constitución independiente de Dinamarca, en 1918, impulsó su propia moneda. Desde entonces el país ha mejorado mucho su economía, pero la corona islandesa también ha sido fuente de inestabilidad. En este artículo os quiero dar algunos consejos básicos para la moneda de vuestro país a coronas islandesas. 

Corona islandesa

Corona islandesa. Fotografía: wikimedia.

La corona islandesa ha encarecido Islandia

Primero, os quiero explicar por qué Islandia es tan cara. Antes del colapso financiero de 2008 Islandia era un país extremadamente caro, casi prohibitivo. Después de la crisis, durante los primeros dos o tres años, se convirtió en un destino relativamente asequible. Pero desde hace un par de años vuelve a ser un lugar muy caro. Por una parte, hay que tener en cuenta que los precios en el sector del turismo han subido debido a la gran demanda. Pero por la otra, debemos entender que el precio en coronas no cambie, el precio en euros o dólares puede fluctuar mucho.

Así, lo primero que debemos entender es que el cambio de la corona puede cambiar en cuestión de semanas, días o incluso horas. Esto puede condicionar nuestra capacidad adquisitiva en la isla. Si cambiamos a coronas en un momento de devaluación, ahorramos dinero. Si cambiamos a coronas en un periodo de apreciación, el precio final del viaje se encarece. 

Corona Islandesa, precios en Islandia.

Supermercado en Islandia. Fotografía: Karen Rustad Tölva

¿Dónde cambiar corona islandesa?

Esta es una de las preguntas que más turistas se hacen cuando planean un viaje a Islandia. La gestión se puede realizar en las entidades bancarias de nuestro país de origen, pero hay que ir con tiempo. La mayoría de oficinas no cuentan con reservas de corona islandesa, así que pueden tardar una semana o diez días.

Si prefieres cambiar al llegar a Islandia, acércate a un banco islandés del centro. En la calle Austurstræti número 11, en el corazón de Reykjavík, hay una oficina de Landsbankinn. Es la oficina más fácil de encontrar para el visitante extranjero. Allí, igual que en otras sedes bancarias de Íslandsbanki o Arion Banki, te ofrecerán la mejor cuota de cambio. Intenta evitar las entidades de cambio del aeropuerto o de oficinas de turismo, puesto que cobran una comisión importante. Si no sabes valorar si el cambio que te propone una casa de cambio es competitivo o no, consulta la web de arionbanki. En la página principal tiene información a tiempo real del cambio de la corona islandesa con las principales monedas internacionales.

Corona islandesa, banco islandés.

Banco en Reykjavík. Landsbankin. Fotografía:wikimedia.

¿Debo cambiar mi moneda a corona islandesa?

Esta es una cuestión a tener en cuenta. ¿Es realmente necesario cambiar, por ejemplo, euros a coronas? La respuesta es no. En Islandia se puede pagar todo con tarjeta de crédito, excepto los billetes del autobús urbano que deben pagarse al conductor con el importe exacto. Así pues, con tu tarjeta de débito o crédito no deberías tener problemas para comprar desde una bolsa de patatas hasta un producto de lujo. En caso de ir sólo con tarjeta, consulta con tu entidad bancaria qué comisiones te van a cobrar. Algunas no cobran y otras sí. Déjalo claro antes de salir. 

Además, hay que tener en cuenta que ir sólo con tarjeta puede suponer un riesgo. En caso de robo o pérdida, nos puede situar en un apuro importante. De esta forma, mi recomendación es que siempre llevéis euros en caso de necesidad. Hay que tener en cuenta que en muchos hoteles y restaurantes admiten euros y dólares. Esto es cierto especialmente en el centro de Reykjavík, pero no únicamente. No obstante, los propietarios de los negocios no están obligados a aceptar moneda extranjera, así que no lo des por supuesto. Finalmente, para los coleccionistas, verán que las monedas tienen motivos vinculados al sector de la pesca. No en vano, el sector pesquero ha sido el pilar de la economía de la isla. Unas monedas locales también pueden ser un buen souvenir!

Tarjeta de crédito

Tarjeta de crédito